Elecciones Carbono Neutrales en la UC: Primer Proyecto Verdeseante


En el presente número de nuestro boletín encontrarán algo inusual los que estén más bien acostumbrados a la veta más bien narrativa y periodística de VerDeseo. Presentamos aquí los principales resultados del primer estudio realizado por VerDeseo, esta vez enfocado en los impactos ambientales que la campaña FEUC y Consejeros 2009 tiene, en términos tanto cuantitativos –emisiones de carbono– como cualitativos. Como podrán observar en el próximo artículo (y más en extenso en el Proyecto Verdeseante N°1 y N°2 publicado en https://verdeseo.wordpress.com), la campaña electoral de este año 2008 en la universidad no estuvo exenta en absoluto de importantes impactos ambientales. Queremos entonces aprovechar este espacio para reflexionar un poco más a fondo sobre todo lo que esta campaña por unas Elecciones Carbono Neutrales implica para nosotros como organización y los principios que la iluminan.

Como VerDeseo abogamos no sólo por la mitigación de impactos ambientales de una campaña electoral, sino que por ir un paso más atrás en el proceso de producción de residuos, yendo al origen de la producción de los mismos. En el largo plazo, más que fomentar la continua producción de material de campaña y su posterior mitigación (vía reciclaje y plantación de árboles) la estrategia ideal debería consistir en limitar la cantidad de propaganda permitida en el campus. Esto también estaría en consonancia con el estudio cualitativo realizado, que demuestra lo invasivas que pueden llegar a ser estas campañas. La idea de limitar las campañas en el futuro cercano obedece a varias razones que van desde lo meramente ambiental hasta a cuestiones relacionadas con la educación y consciencia ambiental de la comunidad universitaria, así como con la democracia al interior de la universidad.

En primer lugar, limitar y fiscalizar el uso de la propaganda ayudaría a proteger el medio ambiente disminuyendo desde el principio la cantidad de residuos generados (los cuales obviamente debiesen seguir siendo mitigados de la forma más conveniente). Pensamos que estudios como este, en una primera instancia, ayudan a generar consciencia en la comunidad estudiantil de las implicancias que tiene una campaña electoral en el contexto universitario (y consideremos aquí que los impactos establecidos por este estudio están altamente subestimados). Pero en una segunda fase, de mayor consciencia sobre el problema y por ende de mayor responsabilidad, se hace fundamental ir un paso más allá y limitar la cantidad de propaganda.

En segundo lugar, pensamos que dado el contexto universitario en el que se desenvuelven estas campañas, serían de esperar –atendiendo también a los mayores niveles de educación de la población en cuestión– campañas más orientadas a informar y dar conocer programas políticos que a la simple repetición de una cara o color. Esto además se relaciona con un aprendizaje y valoración del ejercicio de la democracia, que llama al voto informado y consciente, es decir, que considera los contenidos y propuestas de cada candidato y fomenta la discusión en el espacio público. Por ende, nos parece que este tipo de despliegue electoral no es necesario en una universidad de excelencia como la Universidad Católica.

Finalmente, es interesante hacer notar que regular la cantidad de propaganda permitiría una profundización de la democracia a nivel estudiantil en la universidad. Esto, ya que si cada lista contara con un espacio asignado y delimitado para desplegar su propaganda y se incentivara el contenido de las propuestas políticas por sobre la forma de la campaña (y cantidad), todas las agrupaciones estarían en las mismas condiciones (independiente de la cantidad de recursos detrás de cada campaña) de hacer llegar sus ideas y propuestas al estudiantado. Pensamos además que esto favorecería fundamentalmente a agrupaciones más pequeñas que, si estamos pensando en un genuino ejercicio democrático, podrían eventualmente llegar a tener puestos de representación estudiantil, ya que podrían hacerse “igualmente visibles” al público que quienes cuentan con grandes cantidades de recursos.

DemocraciaComo VerDeseo queremos agradecer a las agrupaciones estudiantiles que se comprometieron con este proyecto (FEDe, NAU y OI). Esperamos ver prontamente cumplidos todos sus compromisos (las fotos de la plantación de árboles se publicarán en el blog). Pensamos que estudios de este tipo, que generan consciencia y motivan el accionar desde distintos ámbitos de la vida universitaria, son centrales para emprender de a poco el camino hacia la sustentabilidad y la calidad de vida, tanto a nivel universitario como a nivel nacional y global.

Links de interés:

Informe Verdeseo N°1 – 2008

Informe Verdeseo N°2 – 2008

Editorial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: