Verdeseo

Política del Oxígeno


Cuando a fines del año pasado nos embarcamos en la tarea de que las elecciones FEUC 2009 fueran las primeras elecciones en Chile “carbono neutrales”, sabíamos que no sería una tarea fácil. Pero como VerDeseo pudimos llevarla a cabo, en muchos sentidos satisfactoriamente. La tarea consistió en un estudio sobre las implicancias que las elecciones de Federación tienen sobre nuestro entorno directo, intentando concientizar a las diferentes listas sobre la cuestión y planteando la posibilidad de mitigar ese daño potencial.

El tema es bastante simple: las campañas contaminan el medioambiente a través de emisiones de carbono generadas por el papel y el plástico que usan, además de contaminar visualmente los entornos del Campus.

Tuvimos la suerte de ser acogidos por parte de tres de las listas que presentaron candidaturas: el FEDE, la Opción Independiente y la NAU (hoy FEUC). Las tres aceptaron el reto y se comprometieron a mitigar el impacto de sus campañas, a través de la plantación de un número de árboles que tuviera alguna relación con las emisiones de carbono generadas por su despliegue en el Campus San Joaquín (la lista 1a, asociada al Movimiento Gremial, no quiso hacer eco de este llamado).

El desafío se tornó en un gran logro. VerDeseo había logrado oxigenar nuestra propia política universitaria, instalando nuevas problemáticas para ser abordadas por los dirigentes. Y aún más: las propias listas integraron este desafío de mitigar el daño medioambiental como una fortaleza más de sus campañas. De ahora en adelante la sustentabilidad dejaba de ser vista como aquel bicho verde que molestaba los pensamientos de nuestros dirigentes, se podía hacer algo por abordar aquellos asuntos exitosamente.

Se podía y se puede hacer algo. El problema es que a la fecha, aún se ha hecho poco. Pese a las buenas intenciones manifestadas por los representantes de las listas, la mayoría de los árboles todavía no han sido plantados. Dos de las listas (FEDE y NAU), que firmaron el compromiso de mitigar sus emisiones de carbono con plazo final a fines de 2008, aún no han actuado, gozando hoy de los potenciales beneficios que les comportó la inclusión de la problemática ambiental. Particular resulta aquí el caso de la (hoy FEUC) Nueva Acción Universitaria. La NAU subió voluntariamente su cuota de mitigación de quince a cincuenta árboles. Según nuestros cálculos, con la plantación de 15 árboles ellos habrían mitigado su accionar, sin embargo, ellos se comprometieron a más que triplicar esa suma. Pero de los cincuenta árboles a la fecha no se ha visto ninguno.

No estamos juzgando las voluntades de las listas por cumplir sus compromisos. Lo que se discute es el cumplimiento del compromiso. El honrar la palabra empeñada, si lo queremos decir así.

VerDeseo dio un primer paso. Es hora de que quienes desearon dar al segundo sigan caminando y, de este modo, hagamos que la preocupación por la sustentabilidad deje de ser una “preocupación” y se transforme en un actuar activo y cotidiano dentro de la Universidad. Todo eso, y más, forma parte de nuestro entorno universitario e, igualmente, de nuestro entorno nacional y global.

Los árboles deben ser plantados por todas las listas comprometidas. No sólo porque es bueno, no sólo porque es estar conscientes de nuestro entorno, no sólo porque es una “externalidad positiva”. Los árboles deben ser plantados, además, por la responsabilidad política de los grupos que firmaron los compromisos, por el respeto a los votantes.

Patricio Velasco F.

Estudiante del Magíster en Sociología UC.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: