Verdeseo

Sacándole Brillo a las Momias


No puede dejar de no sorprenderme la movida comunicacional del comando de Frei al poner a Sebastián Bowen a la cabeza de las actividades de su campaña. La solución parece sacada de libro, un perfecto trabajito de uno de esos fantásticos equipos dedicados a la comunicación política. Sin embargo, la solución parece que no es tan perfecta y los mejores esfuerzos no bastan cuando el anquilosamiento es tan pronunciado y la ropa prestada no le queda a semejante dinosaurio.

Frei, el candidato de la sonrisa de piedra, con varias décadas a cuestas está de vuelta en busca de más poder y nos recuerda el sabor amargo de su mandato autoritario cada vez que con hipocresía defiende el legado de su período. Frei está lejos de ser lo que Chile ansía y por otro lado está lejos de ser, parecer o acercarse a los modelos políticos que han marcado las pautas en la era de la responsabilidad que se abre frente a nuestras existencias. Con el riesgo de caer en lugares comunes debo señalar que Frei no tiene nada, pero nada que ver con Obama, el candidato norteamericano que su sector y asesores tanto alabaron, pero cuyas novedades olvidaron al momento de proclamar su candidatura a través de cálculos mañosos y pedigüeños.

Frei es algo así como un McCain en esta elección, representa a las formas más antiguas y detestables de hacer política, ha sido presidente y parlamentario y no ha marcado diferencia alguna desde esas máximas tribunas. Frei además es un McCain en términos comunicacionales cuando con bombos y platillos realiza la designación de su equipo de campaña resaltando la presencia de Sebastián Bowen como encargado, quien pasa a ser la Sarah Palin de la campaña. Bowen viene a prestarle a Frei las cualidades que a este último le faltan, tal como Palin le pretendió otorgar juventud, testimonio y activismo a la campaña de McCain.

El problema está en que Bowen es una jugada sin garantías para la contraparte, es una osada apuesta de no transgresión que no intranquiliza a nadie. Bowen es el “chico” de la campaña y no una pieza que ofrezca continuidad frente a un eventual período de gobierno con Frei, y aquí radica su debilidad incluso frente a movidas como la de Palin, quien eventualmente iba a ocupar el cargo de vice presidenta con todas las consecuencias que eso pudiese acarrear.

También es interesante el hecho de que Palin tenía compromisos polémicos y políticos claros, ella representaba a un sector y lo hacía notar con claridad, sin jugar con ambigüedades o manifestaciones confusas de intención. Bowen llega con el historial limpio, se caracteriza por haber renegado de los partidos, de la política, se muestra como alguien que no se ensucia, que se plantea mesiánicamente como un factor de cambio y no queda mal con nadie. Bowen quiere demostrar que no tiene compromisos políticos y menos identificaciones particulares, entregando otro factor más para dudar de las continuidades, puesto que frente a un eventual gobierno no cuenta con ninguna plataforma que lo sustente frente a quienes efectivamente adquirirán el poder, ni menos con una trayectoria política a la cual responder en una eventual traición de los compromisos que irá adquiriendo.

No sería para nada raro que de ganar Frei, pese a los atractivos souvenirs de la campaña, tengamos que pagar el precio completo por haber comprometido tan poco juicio al momento de votar. Cuando Escalona se cambie la polerita corta y Frei se abroche hasta el último botón de su camisa blanca será la hora de la verdad. Bowen seguirá hablando de lo social, las matrices y los cambios desde adentro mientras le bajan el volumen y los presidentes de los partidos junto a Frei, le den palmaditas en la espalda diciéndose para sus adentros “ay ay ay, estos cabros idealistas… ya tendrán que aprender la política real”.

Me gustaría dejar claro que mi intervención no es una crítica o chaqueteo a Bowen, puesto que no dudo de sus capacidades y es a todas luces un tipo sincero, incluso diría con poco miedo a equivocarme una muy buena persona. Mi preocupación al fin y al cabo es Frei quien, con sus múltiples vueltas de chaqueta a lo largo de su vida pública, entrega concretas razones para que como ciudadanos le exijamos que empeñe la chaqueta, done el dinero y se vaya a su casa.

Los comunicadores de Frei tratan de decir todo lo que Frei no es y ocultar lo que es afirmando lo que podría ligeramente ser. La parafernalia deslucida de los “Océanos Azules” de Frei no es más que una mala copia del estilo Orrego en Peñalolén, el cual se afirma en que Orrego tiene carisma y credibilidad y hace las cosas con originalidad, mientras Frei piensa que poniéndose la chaqueta sin mangas ya está el show armado y todos pueden tener su pedacito de democracia. También es un intento de ocultar a Frei sacar a la luz a Bowen, transferir la juventud de uno al otro es mal negocio si la cualidad primaria que los electores buscan es juventud y cambio y el candidato no encarna ninguna de las dos. Tal como lo decía antes Frei se convierte en un McCain y no puede olvidarse de lo que es, mientras que nosotros no podemos olvidar lo que ocurrió con el candidato Republicano que fue arrasado por el deseo popular de un país mejor.

Frei encarna a esa generación de políticos que me gusta llamar posmodernos, esos que consideran a la responsabilidad pública como una ilusión idealista. El ser posmoderno se ajusta muy bien a toda una manada de sujetos públicos y privados que encontraron de un día a otro en la ideología de la no ideología una muy apropiada justificación para las vueltas de chaqueta. Una generación que disfrazó la culpa de traicionarse a sí mismo y a sus pares con la ética de la multiplicidad: vicios privados, virtudes públicas, pero como si habláramos de personas totalmente distintas, de mundos irreconciliables. Son muy usuales las explicaciones a través de las cuales se separa el ser empresario neoliberal del ser político social demócrata, o el ser lobbysta privado y asesor o representante público, o aún más cómicamente el ser político diciendo que no se es político. Finalmente el problema está en que no se asumen las responsabilidades por lo que se hace en cada una de las esferas. Las nuevas generaciones comprenden cada vez más que se puede ser todo al mismo tiempo sin necesidad de renegar de ninguna de las dimensiones de la identidad, pero asumiendo los costos y responsabilidades que ello implica.

Toda la mugre que Frei trata de esconder debajo de la alfombra, todo el pulido que sus asesores tratan de hacer de su imagen es infructuoso. La mugre ya es demasiado evidente y mientras más lo pulen Frei más se deshace. Los jóvenes y el país en general quieren a alguien en quien puedan confiar y a través del cual canalizar sus deseos, no un tipo que requiere de la arquitectura constante de escenarios y minutas estratégicas, que se quedan sólo en los medios de llegar al poder mezquinamente. Frei se comporta como un padre que restringe el pensamiento y limita los debates, como dueño de una democracia que no le pertenece, poniéndose de espaldas a un país hundido en la mediocridad que hierve cada día por la impotencia de no poder meter la cuchara en un destino que le pertenece por completo.

Leonardo Valenzuela

Sociólogo UC

heel stick

  1. Sebastián Vielmas

    Coincido con lo planteado por Leo.

    Ahora, creo que hay un punto fundamental en esto: para encarar una reforma política, un cambio en la forma de hacer política, no bastan buenas intenciones o buenas personas. Para ello se requiere una fuerza que permitan enfrentarse con un poder enquistado. Por eso, que UN joven distinto entre a una campaña, no cambia nada. De hecho, lo más probable es que termine siendo funcional o se vaya en poco tiempo más.

  2. Valentina P

    Buena Leo! qué bien escrita tu opinión.
    Frei es muy poco auténtico. Muy sospechosas sus estrategias para “renovarse”.
    (Y el otro nada de creíble de Piñera ya adquirió a su propio Bowen). A mi también me suena a que luego les bajarán el volumen, como dices.

    saludos!

  3. casi me convences que vote por piñera!!
    entiendo y comparto tu visión, pero piñera???
    osea .. siendo posmoderno, no tenemos otra alternativa

    por lo demás, tiendo a pensar de que la gente esta más informada, por lo que en un eventual triunfo de frei, desligarse de bowen será reprobado por la opinión pública .. si es que existe .. en fin .. que no salga piñera no más ..

  4. prifuix

    Hola Keko,

    Por Piñera jamás, el es una especie de Luis XVI anacrónico y alejado del país. El y su esposa, cual María Antonieta, se refieren a un país que me es extraño y para el cual proponen una serie de medidas burdas con una campaña que se ha convertido en una cazuela horrenda de oportunismos y obviedades. De llegar a ganar, peligrarían sus cabezas pero por los dolores que tendrían moviéndose en corral ajeno.

    Sinceramente, a título personal, mi opción es Enriquez Ominami. Esta opción la asumo porque es la única candidatura que ofrece un proyecto de país cercano al que busco: protección efectiva y decidida de los recursos naturales; apuestas concretas por una matriz energética diversa, mayoritariamente renovable y desconcentrada en términos de propiedad; una reforma constitucional profunda que acabe con los autoritarismos y nos lleve a un semi presidencialismo; herrramientas ciudadanas para el control parlamentario; protección de los derechos de las minorías y representación por cuotas en el gobierno; protección social efectiva y solidaria; un sistema de salud responsable con énfasis preventivo; probidad administrativa; y por supuesto educación de calidad para todas y todos los chilenos en igualdad de condiciones.

    Me puse propagandero, pero creo que es necesario dar cuenta de que existen alternativas y el pesamiento único es sólo el fruto de la inmovilidad generada por el miedo.

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: