El Gozo de la Historia



Hace casi dos años la idea de VerDeseo se empezaba a consolidar bajo el diagnóstico de un país que estaba cambiando, un país que finalmente volvía a las preguntas de antaño pero con respuestas innovadoras y una apuesta concreta por un futuro feliz más allá de toda retórica. Es por ello que para muchos resultó tan frustrante el show de Frei y la Concertación, sus volteretas y saltos mortales, para llegar finalmente a presentarnos como si fuera un deja vu las mismas podridas propuestas y prácticas de antaño que tanto mal han causado al proceso de consolidación de nuestra Democracia.

VerDeseo nació en medio de las elecciones presidenciales de Australia el año 2007. Allí, un año antes de la Obama-manía, Kevin Rudd inyectaba aire fresco a una nación que tras una década del extremo Neoliberalismo de John Howard (aún así bastante más tenue que el chileno) se encontraba al borde del colapso emocional.  Australia se caracteriza por una tradición democrática y un modelo de bienestar bastante avanzado, construido sobre la base de los acuerdos explícitos entre los diversos sectores de la sociedad. Esta tradición se había visto por completo amenazada con el racionalismo económico de Howard, quien a través del ajuste estructural de la economía tenía a la sociedad australiana completa dando tremendos pasitos hacia atrás.

Rudd ganó por un lado criticando el modelo infeliz de desarrollo que había tomado Australia, y por otro estableciendo una propuesta de país integradora, democrática y sincera. Rudd apostó por la felicidad y las oportunidades antes que por las grandilocuentes proyecciones de su oponente que al fin y al cabo sólo se habían mostrado como ficciones con consecuencias terroríficas. Rudd decidió hacerse cargo del fondo y no de la superficialidad de los pequeños grandes intereses; siendo una de las pruebas más importantes de ello la declaración de perdón que realizó una vez electo a las comunidades indígenas de Australia por todos los abusos que históricamente se habían cometido en su contra. Está en el espíritu de VerDeseo la fascinación por los acontecimientos, que pese a toda improbabilidad se materializan en actos que cambian el curso de la historia; tal como ocurriera en ese pequeño gran acto de perdón que realizó Rudd.

Lo que ocurrió en Chile en la última semana donde un carabinero representante del Estado da muerte por la espalda a un comunero mapuche representa el modo que de este lado del Pacífico tenemos de hacer las cosas. La insoportable levedad que ha caracterizado a las décadas posteriores a la lamentable Dictadura, sólo ha vehiculizado una tremenda hipocresía en el manejo de una serie de temáticas donde prima la razón de Estado y no el espíritu democrático. El Estado chileno lejos de hacerse cargo de los abusos, de reconocer su responsabilidad en el homicidio de Catrileo hace unos años o de Mendoza Collío hace una semana contesta con evasivas y continúa militarizando la Araucanía. Esa visión pequeña y abusiva siembra la desconfianza y lleva a perder la esperanza frente a la posibilidad de consolidar una Democracia. Se esperaría que la altura de miras y la visión de futuro primara en todas estas problemáticas, pero hasta este momento de la historia ha primado el cálculo político y los dividendos particulares.

Hace 16 años en Chile se realizó una elección presidencial donde uno de los candidatos jugó todo el tiempo a las escondidas, un candidato que se negó a todo debate y nunca dijo lo que realmente pensaba. El candidato aquel, hijo de un ex presidente, venía del mundo empresarial y se había beneficiado de las privatizaciones de la Dictadura a través de la empresa Sigdo Koppers. Aún más, ese candidato se presentaba por la coalición que había dado una tremenda pelea contra la Dictadura, aún cuando él había apoyado explícitamente a Pinochet y a esa misma Dictadura.

Una vez que ese candidato se convirtió en Presidente hizo uso de sus atribuciones para llevar adelante privatizaciones extravagantes como las de las sanitarias y dar apoyo a proyectos donde sus cercanos tenían profundos intereses como las hidroeléctricas del Alto Biobío (Ralco y Pangue). Y es en este último caso donde existe el registro más amplio de eventos que demuestran la tendencia al abuso de poder, puesto que pese a las adversas evaluaciones ambientales y la oposición de la CONADI, el Estado de Chile con Frei a la cabeza se encargó de que todo encajara. En el caso de los Estudios de Impacto Ambiental es importante recordar la frase de Frei “en mi gobierno ningún proyecto de inversión se detendrá por consideraciones ambientales”, dicho y hecho, pese a los informes negativos de impacto ambiental se ajustó la norma al proyecto y no al revés como es el espíritu de cualquier ley. Mientras que en el caso de la CONADI se destituyó a cuanto director se opuso al proyecto, teniendo que nombrar a un personero no indígena para que tramitara de modo express todos los requerimientos, pasando por encima de la dignidad y los derechos del pueblo Pehuenche.

Otro evento que es importante recordar es que antes de que se aprobara el Estudio de Impacto Ambiental de la planta de Celulosa Arauco en Valdivia, la misma responsable por la muerte de cientos de cisnes de cuello negro en el río Cruces, Frei puso la primera piedra sin que se le arrugara nada por semejante patudez. En la misma línea Frei firmó el Tratado de Integración Minera con Argentina, un documento preparado por el equipo jurídico de la Minera Barrick Gold que entrega garantías soberanas sobre territorio nacional (un país virtual), para la libre explotación de minerales por parte de transnacionales que no pagan impuestos. Esto funciona como buen ejemplo y validación de una de las prácticas más extendidas durante todos los gobiernos de la Concertación, el conflicto de intereses como estilo de vida, que se resumen en señores políticos que entran y salen del mundo público en dirección al mundo privado repartiendo favores y dividendos. Así, muchos ministros se han convertido en voceros de grandes empresas descuidando sus responsabilidades frente a la nación. Caso reciente el apoyo explícito del ex ministro Bitrán y los actuales ministros Tokman y Pérez Yoma a HidroAysén, o la actuación del actual ministro de Minería González como vocero de Barrick Gold, empresa responsable de Pascua Lama.

Frei, quien ahora pretende nuevamente ser Presidente, pasó por el congreso como Senador. Allí ha tenido un nivel de asistencia al parlamento deplorable y ha llevado iniciativas tan ciudadanas como la Ley Corta 2 que libera de responsabilidades a las empresas distribuidoras frente a cortes de energía eléctrica y restringe las herramientas de los usuarios para defenderse de los abusos de estas empresas. Ahora como candidato presidencial evita dar señales respecto a qué es lo que piensa, hace circular un par de discursos o cartas escritas por sus asesores con ideas vagas y realiza un explícito plan de apoyo a proyectos tan perjudiciales para el desarrollo del país como la energía nuclear o la mega hidroelectricidad. A Frei no lo interesa la política y la Democracia le da lata, a Frei le gusta jugar con el aparato del Estado como si fueran piezas de lego de las que puede libremente disponer sin consultar a nadie. Frei es un déspota con espíritu de patrón indolente y una clara tendencia al travestismo. Frei encarna todo el lado más viciado de la Concertación, una coalición que sin lugar a dudas tiene grandes personas y un par de buenas ideas que se ven totalmente opacadas con la candidatura por la cual han optado. Frei representa una visión superficial y retrasada del desarrollo, Frei representa las más profundas faltas de respeto que se han cometido contra los pueblos indígenas, Frei representa la indiferencia frente a la institucionalidad y la despreocupación por el cuidado del medio ambiente, Frei representa un país triste y gris; un retroceso en el marco del gran proyecto de democratización.

Cada vez que me vuelvo a irritar por las circunstancias de las próximas elecciones pienso en Rudd, pienso en Obama, pienso en esos liderazgos que ayudaron a dar un giro positivo en la historia de sus países con innovación y sincero interés por la ciudadanía y sus ambiciones. Cuando pienso en todo lo que podría ser Chile, en el proyecto de VerDeseo por una Ecología Política de la Felicidad, Frei se hace humo y las voces del nuevo Chile empiezan a marcar la diferencia. Con un poco de ambición y audacia claramente podemos orientar el destino de Chile por terrenos más sólidos y éxitos más durable, calidad de vida, equidad, justicia y dignidad. Un Chile con todas y todos, donde el perdón y el reencuentro sean posibles claramente no se escribe con Frei en la Presidencia. Es por ello que tengo una confianza enorme en el futuro.

Leonardo Valenzuela

Sociólogo UC

  1. Ignacia

    Fuerte argumento.
    Lo peor de todo es que la mayoría de esos acontecimientos no emergen a la luz pública, consecuencia nuevamente de la falta de transparencia en el Estado, y qué hablar de la falta de una institucionalidad medioambiental que resguarde esos recursos que nos pertenecen por soberanía.

  2. prifuix

    Sabes Nacha, creo que más que un problema de transparencia del aparato estatal esto tiene que ver con la negación de la memoria. Es súper triste que gente que tiene una determinada forma de pensar y anhelar el mundo se una a un personaje que no tiene nada que ver con ellos y aún más sólo termina destruyendo la arquitectura de los sueños.
    En la Concertación tanto la gente que está en el PS, PPD o PRSD saben que Frei no los representa, aún más dentro de la DC hay miles de personas muy decentes que piensan de forma diametralmente opuesta a este candidato cuyo historial de agravios todos tratan de meter debajo de la alfombra.
    Frei es un tipo muy oscuro y negativo, lo último que necesita nuestra joven democracia que clama por su consolidación en aras de la justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: