Política Verde: Los Desarrolladores del Desarrollo


Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial el Desarrollo se convirtió en la solución unánime para todos los males del mundo. Sin embargo, a poco andar el mundo entendió que la Modernización si bien entregaba muchas soluciones también creaba males inéditos para el mundo. Esto dio lugar al nacimiento de los movimientos verdes alrededor del mundo, proceso del cual Chile no ha estado ajeno.

La imposición de un modelo de desarrollo que contribuye a la explotación de la naturaleza con el fin de obtener mayor “progreso”, contiene una serie de puntos ciegos que impide observar la crisis de la modernidad en la que nos sumergimos. Más aún, la inexistencia de una institucionalidad medioambiental consistente, sumado con una precarísima cultura de desarrollo sustentable, hace que estos puntos ciegos sean generalizados. Es que no se percibe la relevancia de ser parte y depender de un ecosistema que en varios aspectos se agota, se corrompe, se muere por la acción (ir)racional del supuesto sujeto maximizador (Homo Oeconomicus)  que termina por ser preso de sus propias acciones.

Según mi parecer, es por esta razón que aparecen los movimientos y organizaciones verdes, los cuales cumplen la función de llamar a la reflexión y la acción respecto a las condiciones de posibilidad del desarrollo, al menos como estaría ocurriendo en Chile. Como lo dijeron ya algunos académicos, “los movimientos sociales actúan como un espejo en el que se mira la sociedad y le hace consciente de sus problemas y limitaciones”.

Esta operación se articula en las organizaciones verdes mediante la construcción de una retórica, la cual actualmente se conoce como enfoque de la justicia ambiental. Esto es, un discurso que cumple la función de proporcionar elementos de reconocimiento, para que civiles adhieran a la causa que se persigue. Además, permite dramatizar las causas medioambientales y construir lo que algunos llamarían un debate cultural, en donde se encarna una lucha por la institucionalización de nuevos significados que no corresponden a los oficiales.

Las organizaciones verdes en un entorno más especializado tienden a intervenir mediante argumentos técnicos, los cuales muchas veces no son escuchados por ser contrarios a los intereses de los que tienen poder (entiéndase casos como el de Pascua Lama e HidroAysén, por sólo mencionar un par). Frente a esta situación, no queda otra que entrar en el juego de los intereses, y defender las propias convicciones políticamente de modo explícito.

Espero que llegue el día en que los movimientos verdes ya no sean necesarios para cumplir esta función. Mientras tanto, estoy convencida que no se puede votar y elegir el mal menor, debemos hacernos cargo de una crisis que nosotros mismos hemos generado. En definitiva, debemos actuar y proponer, y en ese sentido, ser conscientes que la modernización no es sólo la clave del proceso de degradación del medioambiente, sino que también porta gran parte de los elementos útiles para darle solución, mediando una relectura. Nuevamente, la elección es un asunto de voluntad.

Ignacia Arteaga

Sociología UC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: