Me voy de Chile


Me voy de Chile. Me amparo en el inalienable derecho que me da ese hermoso verso de nuestro Himno Nacional: “El asilo contra la opresión”. Me voy del Chile donde la palabra empeñada no vale nada, a pesar de que mi viejo y muchos viejos de la ingenua y antigua república nos enseñaron a sostenerla contra viento y marea, incluso en las peores tempestades. Me voy del Chile donde la lógica de la pasión por el poder está por sobre el amor al bien común. Me voy del Chile donde la expresión “hacer las cosas bien” alguna vez significó algo, pero ahora es sólo una muletilla para sacar del camino a los que de verdad hacen las cosas bien. Me voy del Chile donde su gente, la gente anónima, los hinchas, los militantes de base, los que sostienen con su lealtad y pasión las grandes empresas y los grandes actos y épicas, son sólo un adorno, un dígito, para focus groups o encuestas o elecciones (cuando votan), pero que no valen nada cuando se toman las grandes decisiones.

Me voy del Chile que no soporta la grandeza, el talento, la genialidad, el vuelo propio, todo lo que se eleva sobre la línea media de reverberación del pantano local; el Chile del resentimiento, el que mató arteramente a Portales, el que jodió a Andrés Bello, el que se farreó a Mayne-Nicholls y a Bielsa.

Me voy del Chile de las cúpulas, las alianzas sagradas y abstractas, el lobby , las relaciones públicas, la imagen, la comunicología, las “cosas nostras”, el Chile donde campea el “parecer” sobre el “ser”.

¿Pero adónde y cómo me voy de este país que amo, donde nací y quiero morir?

¿Qué hacemos los chilenos, los chilenos náufragos de derecha, centro o izquierda, creyentes o agnósticos, liberales o conservadores, los trabajadores o empresarios, los estatistas o libremercadistas; los hinchas de la Católica, la Chile o el Colo Colo, el Audax o Santiago Wanderers, que, transversalmente, por encima de diferencias ideológicas o creencias o camisetas sienten que el hacer las cosas bien significa también hacer el bien y de buena manera, sacrificando los intereses individuales o corporativos por un objetivo superior y más noble que cualquier defensa de mezquinos intereses y pequeñas parcelas?

No hay adónde irse ni asilarse. Pero sí hay que irse del Chile maquiavélico y cada vez más cínico, hay que hacer que ese Chile muera adentro de cada uno de nosotros, para que así pueda nacer o renacer otro Chile mejor que éste que estamos viendo con estupor, decepción y tristeza. Un Chile noble, un Chile con modelos a seguir y no con máscaras, un Chile que sale a la cancha a ganar el único partido que no podemos darnos el lujo de perder por autogoles olímpicos: el partido en que se juegan juntos la calidad, la decencia y la nobleza.

Por eso me voy de Chile y me quedo en Chile. Me quedo donde duele. Me quedo en la galucha, en la pichanga de barrio, en los clubes chicos, en la radio a pilas en que una voz muy potente nos invita a no arriar la bandera ante el enemigo por esta infame derrota. Me autoexilio en la segunda división, en la tercera, en la cuarta, en las profundidades todavía puras de las canchas ninguneadas. Me voy con Bielsa, me voy con Mayne-Nicholls, me voy con ellos para que el Chile de verdad vuelva.

Cristián Warnken

Publicado Originalmente aquí

  1. Cristián

    Me parece excelente que se vayan de Chile aquéllos que no son capaces de respetar la democracia, que ponen en prioridad sus intereses y caprichos antes que el respeto debido a los contratos firmados, a Chile y su futbol , a su hinchada fiel y al libre ejercicio democratico.
    Que se vayan aquéllos incapaces de soportar que quienes no piensan como ellos sean limpiamente electos para dirgir una institución, aquellos que se consideran depositarios únicos y arbitrarios de “lo que el pueblo desea”, sin preguntarle a nadie; aquellos que plantean la amenaza descarada de “si no salgo electo yo, el caos”.
    En resumen, que se vayan los izquierdistas que solo hablan de democracia cuando ésta les resulta util o les favorece.
    Tendriamos un Chile mejor sin su odio e incapacidad proverbial, su decadencia moral y su historial crónico de fracaso en todo aspecto.

    • Felipe

      Cristián, tu postura tiene un problema. Aunque siempre discutible. Me explico. Hablas de entidades democráticas, en donde elijen solo 32 personas. De los cuales hay 3 que se jactan de tener a la mayoria de la hinchada. Sin embargo esto ultimo no quiere decir que las representen.

      Ahora, a mi me parece que Bielsa, solo dio su postura. No le gusta Segovia, y con él no trabaja y se va. Hacer lecturas como la tuya es contradictoria, me hablas que pone sus intereses por sobre los del resto. Yo no creo que un candidato, avalado en su postulación por 3 presidentes de clubes disconformes por distribuciones de dineros, en los excedentes del canal del futbol.

      Ahora, hablar de que seria democracia da para largo.

    • Claudio

      De que democracia hablas si esto fue otra maniobra de la pandilla de empresarios que ahora nos gobierna y que es comandada por el payaso que nos ha dejado en verguenza en todos lados..

  2. Pingback: Anónimo

  3. Flavia Ugarte

    Excelente…!!! Que palabras más sabias. Ojala sirva de Reflexión a todos los Chilenos. Hay que recuperar el Chile más Humano, más Honesto, más Feliz. Menos Egoísta, menos Discriminador, menos Individualista,, menos racista, menos Consumista, menos Segregador. Tolerancia e Igualdad. Un Chile Justo e Igualitario.

  4. Alfredo Lagos

    Cristian
    Vente a esta comunidad de chilenos
    Que se fue de Chile y que está al sur de Chile
    Eso es puerto Montt carretera austral
    Aquí vivimos fuera de Chile en Chile
    Donde todo es más simple

    Un abrazo te espero

  5. Pedro Pablo Vergara Meersohn

    Personalmente, he decido de no volver a Chile, por un motivo muy simple, no es un país, no tiene futuro, ni pasado y se desenvuelve en un presente suspendido en el olvido, en la falta total de integridad y respeto. Chile es huérfano de la capacidad de crear una realidad consensual, que pueda llamarse comunidad. Lo que hace un país es la suma de todas las responsabilidades, de todos los compromisos que la gente asume en relación a los otros ciudadanos, es la capacidad de crear una identidad con contenido, en el respeto de todas las reglas comunes y en el reconocimiento de todos, aún de aquellos, que piensan de otro modo o tiene opiniones contrapuestas a las nuestras. La sobre-ideologización, las atrocidades de régimen militar, han creado un monstruo, que se impone con toda su individualidad como si lo única que existiese e importase es uno mismo y nada más. Uno, sin pensar a los demás, uno, sobre los demás y en contra de los demás y esta mentalidad y estos valores o falta de valores, son la negación del país y de la comunidad y sin esta base no existe nada sino la regla, que no una regla sino una imposición, la ley del más fuerte, el egoísmo sobre la colectividad.

  6. Silvio

    Hablar de democracia, en un país en que historicamente sus fuerzas armadas en complicidad con los grupos de poder, han pasado por las armas toda legítima aspiración de revindicación de los pueblos originarios y de los vastos sectores sociales que no pertenecen al privilegiado 10% más rico del país. No deja de despertar suspicacias en el actual ejercicio democrático.
    También me gustaría agregar a los nombres citados los de Balmaceda y Allende que a costa de su vida lucharon por la visión de un Chile sin exclusiónes ni castas privilegiadas.

  7. Sandra Saldaña

    Vámonos de Chile compañero hacia la decencia y la dignidad. Esa patria pequeña pero que aun existe y se engrandece con cada gesto cotidiano y digno de muchos que creemos lo mismo. Yo lo acompaño en ese viaje; también me voy de Chile

  8. Lucy Ahumada

    Muy bueno deben irse de Chile todos los que dicen trabajar para el país cuando lo único que quieren es llegar arriba para robar y solo ver sus propios intereses ; deben irse de Chile todos los que no quieren que ganemos el partido de la pobreza y de la igualdad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: