Verdeseo

Lápices caídos


Parece el cuento de nunca acabar. Año a año, las manifestaciones estudiantiles recorren el centro de las principales ciudades del país con pancartas y eslóganes que replican el mismo discurso de hace cinco años. Ahí, la Revolución Pingüina llenó de titulares los medios locales y extranjeros producto de la alta convocatoria –700 mil estudiantes — jamás lograda por manifestación alguna en la historia de este territorio.

Pero a un lustro de esa polémica las cosas no parecen haber cambiado mucho.

Las permanentes demandas por más calidad, mayor ingreso a las universidades  o el fin del lucro en las mismas, son variantes de una demanda más profunda: la equidad en la educación.

De nada sirve dar financiamiento a los quintiles más pobres que reclaman su derecho a educarse en las mentadas instituciones superiores. Para qué.  Si el único logro del Estado en este aspecto radica en parchar la  boca de quien exige y de paso, fomentar el negocio de la educación privada abarrotada, paradójicamente, de estudiantes de menores ingresos cuyo derecho a la educación acaba en estos recintos de tan poco brillo, cuya calidad apenas se compara con las dos mejores universidades del país.

A nadie le cabe duda que la educación chilena es menos un derecho que un privilegio. Lo irrisorio de este asunto recae en ese orgullo vacuo de las autoridades de turno de saberse mejor que el resto del vecindario, de inflar el pecho porque la economía crece sobre el 5%, porque la inflación se mantiene a raya o porque el riesgo país se ubica entre los diez menores del mundo. Es el indicio, claro, de que la Nación se acerca a pasos agigantados al exquisito grupo de los países desarrollados. No por nada somos parte dela OCDE, dicen los políticos de todas las bancadas.

¿Pero dónde está el desarrollo cuando recién empezamos a discutir lo que Rousseau y sus coetáneos debatían en los salones del París hace un cuarto de siglo atrás?

El mito dice que sólo los alumnos brillantes llegan al Instituto Nacional. Pero muchos desconocen que la mayoría de esas lumbreras llegó a este recinto empujada por la palma influyente o el amigo de papá, más que por el alto rendimiento que los postulantes pudieron lograr en sus propios colegios.  Y quizá por eso sea más meritorio aún el resultado este liceo fiscal en la vida académica de sus ex alumnos. Al final de cuentas es el método y la voluntad –que otros llaman competencia—no querer ser menos que el compañero de al lado.

Es una esperanza. Y quizá, también “debieran asignarse más recursos y los que se asignan debieran beneficiar más a estudiantes de colegios municipales y privados subvencionados”, según Eduardo Engel. Pero mientras la pedagogía siga siendo la opción de los mediocres, mientras el oxidado magisterio siga ocupado en discutir cuántos pesos más o menos le ha pagado el Estado de su deuda histórica o mientras el Estado esté más preocupado de llenar las cárceles, de nadan sirven tantos millones encausados en coronar doce años de peregrina escolaridad cuando quienes logran llegar a los palacios universitarios lo hacen en muletas.

Mientras lo anterior no vea atisbos de cambio, la excelencia de profesionales de este estrecho país seguirá determinada por la cuna, más allá del mérito.

Carlos Oliva

Periodista

  1. Damian

    Fuerza estudiantes ingenuos y tontos utiles, sigan exponiendo su futuro para servir de carne de cañón a los sloganes y dictámenes emanados desde las oscuras y lugubres cupulas del Partido Comunista, minoría despreciable y odiosa en Chile (5%), que sólo sabe destruir y sembrar la discordia como medio de subsistencia política, pero que sabe utilizar tan bien, con engaños y cantos de sirenas, a imberbes como ustedes, estudiantes, que se creen dueños del protagonismo cuando no son más que unos tontos útiles en manos del comunismo.

    • Damián
      El movimiento estudiantil por la reforma de la educación (superior) es transversal a cualquier movimiento político. Carreras históricamente gremiales se han unido. Además, para aclarar eso de las rentabilidades políticas, te cuento que la Concertación y la Alianza son los que más usufructuan de nuestro descontento. Si no, pregúntale a Frei, Lagos, Bachelet o Piñera. El que UNA de las dirigentas estudiantiles de la CONFECH sea militante del partido comunista, que dicho sea de paso, ha tenido la valentía de plantear varios de los temas que como organización nos interesan de manera transparente, no quiere decir para nada que los 90.000 que estamos ahí seamos unas ovejas. Al menos los procesos de tomas de decisión al interior de las universidades del Consejo han sido seria y transversalmente discutidos. Te invito a que te informes mejor.

  2. Luis

    Concuerdo completamente con Damián.
    La enorme profusión de banderas rojas en las manifestaciones, en especial en el epicentro de los actos de vandalismo dentro de ellas, hablan por si solas.
    Habría que ser ciego para no querer darse cuenta.
    Informense ustedes de quienes los están utilizando.

    • Estimado Luis,

      No soy ciega ante los actos de vandalismo, por lo mismo me doy cuenta de la minoría que los hace respecto a todo el resto de personas que se moviliza pacíficamente.

  3. Realidad, desde arriba
    http://www.theclinic.cl/2011/06/16/lavin-regalonea-a-tvn-y-canal-13-para-que-muestren-los-desmanes/

    Realidad desde abajo
    http://www.huelladigital.cl/reportaje/show/id/191
    http://www.huelladigital.cl/reportaje/show/id/192

    ¿Desde donde miran? Yo desde el asfalto protesto y le contesto a Luis y Damian: http://www.youtube.com/watch?v=SVh-84jEWXg&feature=youtu.be

    Supongo que Luis y Damian tendran la caballerosidad de darse el tiempo de ver los enlaces

    • Colombina

      Me parece muy interesante el debate que se está dando y me gustaría que Luis, con quien estuvimos conversando en otro post (Non Plus Ultra), respondiera a algunas de mis preguntas, ya que creo en este caso se aplican igual. En ese post Luis también se referió con escepticismo a los movimientos en contra de HidroAysén. Al respecto hice las siguientes preguntas que creo se aplican de la misma forma aquí, ya que el argumento esbozado por Damián y Luis es similar, en este caso el tema es la educación en vez del medio ambiente, pero va en la misma línea la problemática:

      “Hola Luis. Tengo algunas preguntas que me permitirían entender más tu posición. Me gustaría saber: 1) cuáles serían esos intereses económicos siniestros particulares. O sea, quién tiene intereses ocultos en el caso de proteger el medio ambiente. Específicamente, de quién o quiénes estás hablando; 2) bajo qué lógica a alguien le “convendría” que no haya progreso en Chile y que se mantenga la pobreza. Por qué eso sería “un buen negocio” para ciertos grupos y específicamente a qué grupos te refieres; 3) por qué lo anterior permitiria a algunos mantener sus intereses. Nuevamente, cuáles serían esos intereses; 4) por qué piensas que esos grupos o personas son tan poderosos como para lograr movilizar a tanta gente y que nadie diga nada ni se de cuenta, que no se escuchen voces críticas. Pregunto porque me gustaría saber cuáles son las herramientas y vías que tienen para “venderle la pomada” a la gente y si tienes algún ejemplo o evidencia de ello; 5) si lo anterior fuera posible y grupos poderosos pueden, efectivamente, hacer eso y controlar a las masas ingenuas, qué impide que otros intereses, de otras visiones, por ejemplo el mismo proyecto HidroAysén o no sé, quiénes están en contra del matrimonio entre homosexuales, hagan lo mismo y también consigan convencer a la gente de lo contrario, controlarla y “venderle la pomada” para sus intereses. Bajo ese punto de vista, por qué en algunos casos ganan unos u otros, y qué permite explicar los resultados de las distintas controversias si al final se reducen a masas controladas por intereses. Eso sería, saludos!!!”.

      Creo que entrando en profundidad en el debate y argumentando podemos avanzar en la discusión. Gracias Seba B. por compartir las fotos y los enlaces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: