Verdeseo

La demagogia de cada día


Se equivoca el Presidente cuando identifica el actual descontento estudiantil con una minoría. También se equivoca al ponderar la libertad de enseñanza como una opción al alcance de cualquiera.  Y vuelve a equivocarse al intentar convencernos de que los recursos del Estado irán a parar sólo a entidades que provean de una educación de calidad, una vez que el Congreso apruebe sus proyectos de ley.

¿Será tan ingenuo el Presidente para creer o intentar persuadirnos de tanta demagogia?

La predecible entrevista dada este domingo por el Mandatario a un matutino revela su estrecho criterio para interpretar los actuales movimientos callejeros. Todos sabemos que la permanente agitación representa a más que a una pequeña minoría. Esto no es un descontento puntual, ni un paro laboral pasajero, ni un conflicto desatado por la contraparte de dos fuerzas en pugna.

A diferencia de manifestaciones pasadas, lo que caracteriza a este descontento recae en ese apoyo transversal proveniente de distintas esferas de la sociedad.  ¿Son una minoría quienes cuestionan el sistema educativo imperante? ¿Son errados los resultados de la última encuesta CEP al fundamentar su caída de popularidad en el descontento ciudadano por el sistema educacional imperante?

Si de algo se puede estar seguro a estas alturas es de que existe una minoría, pero representada por un grupo indolente a las peticiones de los secundarios y universitarios , a su vez representado por vecinos y estudiantes de la cota mil.

Se ve difusa y lejana una solución a este entuerto, más cuando el mismo Presidente carece de una visión íntegra de la problemática; sus desafortunadas y reiteradas declaraciones, simples actos fallidos para algunos, o falta de tacto para otros, lo han hecho afirmar pletóricas máximas como que la educación es un bien de consumo o que la libertad de enseñanza es una opción al alcance todos.

Farso, farso”, como diría un pajaratito.

¿De qué libertad nos habla el jefe de Estado cuando los padres de comunas con menos recursos sólo pueden optar a colegios municipaless para sus hijos?

A estas alturas hemos asumido la demagogia del Presidente como parte de su juego político; esa que sin empacho era capaz de citar a Borges como autor de un ilegible poema que jamás escribió, o que es capaz de agradecer en medio de la tormenta actual a su contraparte, la Concertación, “por su apoyo en sacar adelante en las últimas semanas proyectos de gran importancia para los chilenos”.

¿Alguien le cree?

Carlos Oliva

Periodista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: