La legitimidad de la violencia pública y la construcción del Estado


Manuel Gutiérrez murió el 16 de agosto por motivo de una bala de alto calibre de Carabineros, en el marco del paro nacional convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). Luego de que altos mandos de la gestión pública hayan negado la participación de Carabineros en este hecho, los peritajes realizados demuestran que el impacto de bala en el corazón de este joven venía proyectado desde la UZI de Miguel Millacura, carabinero de Peñalolén. El hecho provocó bastante movimiento al interior de la institución y también en el gobierno. Por un lado fue procesado el victimario y dejaron su cargo nueve carabineros, ya sea por encubrimiento u omisión de información. Por otro lado, esta muerte fue un componente del intento de acusación constitucional del ministro Hinzpeter por los hechos ocurridos en las movilizaciones durante agosto. Además, esta ola de peritajes terminó por demostrar el encubrimiento de información realizado por el General Director de Carabineros Eduardo Gordon, y una serie de críticas a la gestión de los parlamentarios de oposición por no concebir la legitimidad de utilizar los medios disponibles para asegurar el orden público.

Ahora bien, desde la perspectiva de algunos vecinos de Macul, la miopía de las autoridades que negaron la participación de carabineros en la muerte de su joven vecino, obedece de alguna manera a la estigmatización que viven muchos barrios periféricos de Santiago, en donde el “método de represión” utilizado en los desórdenes es distinto al que se utiliza en contextos más acomodados, o de “gente conocida”.

Si bien no considero que Macul sea una comuna estigmatizada por la presencia de bandas de delincuencia y narcotráfico, también es cierto que en otros lugares de Chile muchas veces los carabineros se ven atrincherados en sus propios cuarteles, sobre todo para algunos días épicos como el 11 de septiembre. Esto da pie para reflexionar acerca de las medidas para prevenir el “desorden” y la situación que se vive cuando el Estado no es el único que tiene el monopolio de la violencia, pues nos encontramos con una población civil armada. En esta situación, uno de los problemas que se observa es que entre personas civiles el ciclo de la violencia puede nunca terminar, pues constantemente surge la moción de venganza entre familias, bandas u otros grupos organizados. Esto, en definitiva, lleva a derramar bastante más sangre que en el caso en que el Estado monopoliza los medios para ejercer la violencia y éstos son utilizados legítimamente. Así, con el desarme de la población civil se busca mantener desequilibrada una balanza de poder que permita el control territorial de las personas y la disminución del ciclo de violencia amparado en la venganza.

El problema de fondo es que en el caso de la muerte de Manuel, la violencia aplicada por Carabineros no era legítima, pues él no constituía una amenaza para el orden público. Ésta se validaba en un ejercicio de “mímesis”, que puede resumirse en la siguiente frase: dado que percibimos que nos encontramos en un entorno violento, nosotros Carabineros podemos utilizar estos mismos medios violentos para lograr nuestros objetivos de orden. Sin embargo, la negligencia del carabinero transgredía uno de nuestros principios constitucionales: el derecho a la vida. Y es que en último término, los hombres y mujeres que vivimos en Chile podemos ser reducidos a un mero cuerpo, a partir del cual el Estado tiene la capacidad de decidir la vida o la muerte. A lo anterior el filósofo Giorgio Agamben le llama “vida desnuda”. Así, generalmente la muerte, en estas circunstancias, se observa como un hecho excepcional, constituyéndose en este acto el Estado mismo. Esto quiere decir que desde esta perspectiva, el Estado se consolida en la medida que en último término puede decidir sobre la vida o la muerte, aunque baste sólo la amenaza de fuerza para poder operar. Pero lamentablemente, no estamos ante una excepción; no es sólo Manuel, son también cientos de migrantes y pueblos originarios a los que se les aplica, por ejemplo, la “Ley de seguridad del Estado”. De esta forma, la excepción se ha convertido en la regla.

El clima de protestas por una educación equitativa y de calidad vivido en Chile los últimos meses ha ocasionado toda una demostración de la fuerza del Estado, y ha puesto en tela de juicio la legitimidad de su ejercicio de la violencia. Esto no quiere decir que las protestas y marchas vividas sean condenables; todo lo contrario, son un modo de participación ciudadana fundamental para el ejercicio democrático. El Estado no puede impedir el libre movimiento, expresión y reunión de las personas, por lo que reprimirlo hasta el punto de llegar a la muerte de un hombre inocente no hace más que demostrar la fragilidad de nuestro contrato social. No sé en qué momento se entendió que orden era sinónimo de quietud.

                                               María Ignacia Arteaga

Estudiante de Sociología UC

  1. Felipe Schlack

    Es interesante como esta columna nos remite a un clásico problema de las Ciencias Sociales, a saber; la legitimidad de la violencia en el estados modernos. La violencia se ejerce desde muchos espacios, esta puede ser institucional o “factica”. Pero el lamentablemente el fallecimiento de Manual Gutierrez constituye un ejemplo sobre una violencia ejercida por las fuerza policial la que es legitimizada por el Estado.

    • Colombina

      La ecología política como disciplina académica y práctica concreta implica el reconocer los elementos políticos del medio ambiente y lo ambiental de lo político. VerDeseo no se constituye como un blog o medio de comunicación “ambientalista” o “ambiental”, ya que nos parece que la distinción naturaleza/sociedad es poco fructífera y deja fuera de observación la multiplicidad, heterogeneidad y diversidad de enlaces de los fenómenos colectivos. Tenemos una línea editorial y principios que guían la publicación de artículos. Te invito a informarte y leerlos en https://verdeseo.cl/quienes-somos/. Uno de ellos es el de la no violencia.

    • Marco Antonio,
      Te cuento que no soy comunista. Si lo fuera no me disfrazaría.
      Te cuento también que “Los Verdes” van más allá de ser de izquierda o de derecha. Como parte de la dimensión de la economía política y la pregunta por la convivencia, ser verde supera con crecer lo que al parecer tú entiendes por tema ecológico, que más bien es ambientalismo. Busca “Global Green” y te darás cuenta.

      Ahora bien, si a pesar de entender eso nos crees comunistas disfrazados, te cuento que lo más probable es que fuesen cosas incompatibles, en tanto la lucha del hombre por el hombre deja en una esfera separada a la naturaleza, como un instrumento para el progreso y la satisfacción de necesidades. En nuestro caso, como decía Colombina, la separación naturaleza y sociedad no existe,

  2. Silvia K

    Echo de menos de parte de este sitio ecologico un post que demuestre el rotundo rechazo por la agresion a cuchilladas que sufriò un caballo de carabinerospor parte de los estudiantes subversivos movilizados en el Parque Almagro el pasado jueves.
    ¿No van a pronunciarse acerca de esa cobarde e injustificable agresion?

    • Colombina

      Estimada Silvia, gracias por tu interés en VerDeseo y en nuestras publicaciones. ¿Te interesaría aportar escribiendo sobre el tema? Si es así, no dudes en mandarnos un artículo a la brevedad, el cual será revisado por el Comité Editorial. La línea editorial la encuentras en: https://verdeseo.cl/quienes-somos/, donde puedes descargar los principios de la organización. El artículo lo puedes mandar a contacto@verdeseo.cl. Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: