Verdeseo

Los ‘otros’ habitantes de la Patagonia


Robert Petitpas

Ingeniero forestal

Luego de una expedición realizada el 26 de mayo, se emitió un informe sobre presencia de huemules en la zona de inundación de HidroAysén. ¿El proyecto HidroAysén amenaza a estos huemules? ¿Por qué es importante conservar estos cérvidos? En este artículo pretendo abordar estas preguntas, discutiendo algunos conceptos básicos relativos a la conservación de fauna silvestre. Mis argumentos están fundados en mi experiencia como investigador de un laboratorio de fauna silvestre, cuyo foco es la ecología aplicada a la conservación.

Para responder a las preguntas planteadas, es necesario comprender un poco el contexto.

La construcción de HidroAysén se realizaría en sectores donde habitan huemules. Esto se aplica tanto para la construcción de infraestructura asociada como para la zona de inundación. Ambas actividades, construcción e inundación, tienen un impacto negativo en los animales. Un caso que ejemplifica los impactos de construcción es lo que ocurre en la Reserva Nacional Ñuble, donde habitan algunos de los últimos huemules de la zona centro-sur de Chile. En una reciente visita a la reserva que realicé junto a unos colegas, el personal de CONAF nos informó del declive observado en los censos de huemules luego de iniciarse la construcción de un oleoducto y un gaseoducto. Esta construcción implicó movimiento de camiones, construcción de caminos, tronaduras, entre otras faenas; nada distinto a lo que se haría en Aysén, pero de menor magnitud. Por otro lado, la zona de inundación de las represas corresponde a una pérdida directa y absoluta de hábitat para el huemul.

La situación descrita en el párrafo anterior podría ser similar para el resto de las especies terrestres que habitan la zona donde se pretende realizar el proyecto. Para el caso del huemul hay tres aspectos fundamentales que hacen que el problema sea especialmente grave.

Primero, el huemul no es cualquier animal nativo de Chile, es el emblema de nuestra nación, presente en el escudo nacional. Esta especie es única del sur de Sudamérica, se encuentra sólo en Chile y Argentina. De los tres ciervos nativos de Chile, es el de mayor tamaño (además hay cuatro ciervos introducidos). Debido a la importancia de esta especie, el año 2006 fue declarada ‘monumento natural’ (ver decreto) y este año se promulgó un decreto para hacer efectivo un tratado bilateral con Argentina para su conservación.

Segundo, el huemul es una especie en peligro de extinción (ver IUCN RedList). Su población se ha visto drásticamente reducida por la cacería, transmisión de enfermedades desde el ganado doméstico y principalmente por pérdida de hábitat. Las actividades humanas han provocado que el hábitat favorable para el huemul haya disminuido considerablemente. Históricamente, este animal se encontraba desde la VII a la XII región. Hoy su distribución se encuentra reducida a dos poblaciones muy aisladas, una en los Nevados de Chillán (VIII región) y otra en la Patagonia (XI y XII región). El alto grado de fragmentación que presenta el hábitat remanente del huemul agrava más está situación. Individuos que ocupan distintos fragmentos no pueden reproducirse entre sí, o acceder a los recursos de otros fragmentos (alimento, refugio, etc.). Debido a esta situación, no es extraño que se observe una continua disminución en su número.

Tercero, el área de emplazamiento del proyecto HidroAysén es crítica. La zona de inundación y la infraestructura del proyecto implican disminuir el hábitat favorable de esta especie en forma directa. Está documentado que en las zonas de construcción habitan huemules (ver reporte). Además, una de las represas se construiría muy próxima a la Reserva Nacional Tamango (o Reserva Lago Cochrane). Esta reserva es famosa por sus huemules y la mayoría de sus visitantes llegan para ver a estos ciervos. La Reserva Tamango es uno de los pocos lugares conocidos donde la población de huemules está aumentando. Por esto, representa una fuente de donde pueden salir huemules a colonizar sitios aledaños.

Por lo expuesto, creo que no es aceptable un proyecto que genere pérdida de hábitat para el huemul, dado que ésta es la principal amenaza que tiene en riesgo de extinción a este emblemático animal. Más aún si esto ocurre en una zona que tiene el mayor potencial para la recuperación de la especie. Si reducimos el hábitat de los huemules en la Patagonia a los parques y reservas, éstos podrían sufrir el mismo destino que sus pares de la VIII región: poblaciones decrecientes y tamaños críticos, que no aseguran su sobrevivencia.

La amenaza que presenta este proyecto puede ser evitada mediante planificación territorial. Un plan de ordenamiento, que considere los aspectos funcionales y ambientales del territorio y permita los múltiples usos del espacio, es fundamental para una sociedad sana y equitativa. Lamentablemente, en Chile no existe un plan maestro que defina los límites y prioridades en cuanto al desarrollo de actividades humanas en el espacio. Por lo tanto, proyectos cuya localización fue determinada sólo para maximizar la utilidad de una empresa son aprobados. Evaluar el efecto que tendrá este proyecto para el huemul y para los demás habitantes de la Patagonia, requiere conocer las dinámicas poblacionales de las especies, los requerimientos de hábitat y el efecto de la fragmentación. Este conocimiento tiene que ser la base para determinar las zonas de importancia para la conservación de esta especie y los usos compatibles del territorio. Esto no puede hacerse a posteriori, sino que debe considerarse antes de aceptar (o rechazar) un proyecto. HidroAysén, en su EIA, propone un estudio poblacional de huemules, pero una vez que el proyecto se lleve a cabo, ningún estudio le devolverá el hábitat perdido a estos animales.

LA VERSIÓN COMPLETA DE NUESTRA PUBLICACIÓN LA PUEDES DESCARGAR (FORMATO PDF) Y VER AQUÍ.

Referencias

Iriarte, A. 2008. Mamíferos de Chile. Lynx Edicions. Barcelona, España.

Jiménez, J., Guineo, G., Corti, P, Smith, J.A., Flueck, W., Vila, A., Gizejewski, Z., Gill, R., McShea, B. & Geist, V. 2008. Hippocamelus bisulcus. En: IUCN 2011. IUCN Red List of Threatened Species. Version 2011.1. http://www.iucnredlist.org (descargado el 4 de julio 2011)

Povilitis A. 2002. El estado actual del huemul (Hippocamelus bisulcus) en Chile Central. Gayana 66 (1).

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: