Haciendo historia en el río Elwha


Lecciones para Chile, sus comunidades y ecosistemas

Mientras algunos abocan sus esfuerzos a restaurar el río Elwha, en Chile discutimos si instalar o no un mega proyecto hidroeléctrico en la región de Aysén. La ciudadanía está conciente de lo que está en juego y no está dispuesta a repetir errores del pasado, a seguir marginando comunidades y ecosistemas. La batalla por HidroAysén recién comienza.

En septiembre de este año, Amy Souers Kober, de American Rivers, celebraba un momento histórico: la remoción de las represas del río Elwha, en el estado de Washington, Estados Unidos. Estas represas fueron construidas a principios del siglo pasado, teniendo importantes impactos negativos en la flora y fauna local (sobre todo los salmones, que vieron totalmente bloqueado su paso por el río) y las comunidades locales (especialmente la comunidad indígena Klallam).

La remoción de las represas implicará que las comunidades locales podrán restaurar y recuperar una parte importante de su cultura, estrechamente ligada a los salmones. Actualmente 3.000 ejemplares nadan al año río arriba en la temporada de reproducción, se espera que una vez removidas las represas este número aumente a 300.000. Esto además traerá beneficios económicos a las comunidades a través de la restauración de actividades como la pesca y el turismo. Los salmones también implican la restauración de la compleja red ecosistémica que incluye osos negros, pequeños insectos e incluso orcas (137 especies dependen del salmón). Como se puede observar, una compleja red socioambiental ser verá restaurada al restituir el río donde fueron instaladas, hace casi 100 años, estas represas.

De acuerdo a Sours, muchas personas han trabajado por décadas para restaurar este río. American Rivers ha luchado por más de 25 años por esta causa, interviniendo, por ejemplo, cuando las represas fueron relicitadas, cuestionando el hecho de que era absurdo licitar represas ubicadas en un parque nacional. Esta organización también trabajó para que en 1992 se aprobaran leyes en EE.UU. que permitieran la remoción de represas. Finalmente, consiguieron asegurar más de 50 millones de dólares del presupuesto federal a través de la Acta de Recuperación y Reinversión.

¿Por qué la historia del río Elwha puede ser importante para Chile? Las lecciones de este río son cruciales en controversia por el proyecto HidroAysén y la discusión por el futuro de la matriz energética. Hoy día, el estado en EE.UU. debe desembolsar recursos públicos para recuperar una zona que se vio profundamente afectada por acciones tomadas más de 100 años atrás. Probablemente en esa época no muchas personas sabían el efecto que podían tener los grandes embalses. Quizá, de haber habido opositores, sus voces no fueron escuchadas, menos si se trataban de comunidades largamente excluidas y marginadas como los nativos norteamericanos.

En Chile debatimos el futuro de Aysén, de nuestra matriz energética y sociedad en general. Tenemos mucha más información que la que tuvieron aquellos tomadores de decisión. Por ejemplo, sabemos que la Comisión Mundial de Represas (WCD, por sus siglas en inglés) estableció criterios para tomar decisiones relativas a la construcción de grandes represas en el año 2000. Los grandes embalses son y han sido conflictivos a lo largo de la historia, no por nada el Banco Mundial y la UICN consideraron necesario, en el año 1998, la creación de esta comisión que sentó a la misma mesa a miembros del gobierno, la academia, la industria y la sociedad civil. Uno de los productos generados fue un marco para la toma de decisiones respecto de grandes embalses, basado en el reconocimiento de los derechos y la consideración de los riesgos de todas las partes interesadas.

 

El proyecto HidroAysén no pasa casi ninguno de estos criterios (ver el siguiente link para más información). Es más, el Informe Anual sobre Derechos Humanos en Chile de la UDP señaló claramente que el proyecto no pasaba el test de la justicia ambiental. Estamos tomando decisiones hoy en día en Chile, mientras otros, en otros lugares, revierten errores de la misma naturaleza de los que nosotros estamos a punto de cometer. Cómo tan ciegas y testarudas nuestras autoridades, si para algo la experiencia y el aprendizaje sirven. Más importante aún, estamos negando y marginando a distintas comunidades, dejando que algunos pocos se beneficien del sacrificio de muchos. Esa no es novedad en la historia de nuestro país.

Cabe destacar, finalmente, que muchas personas y comunidades lucharon por décadas para restaurar las comunidades, ríos y ecosistemas del río Elwha. En Chile hacemos, y seguiremos, haciendo lo mismo. La historia de Patagonia Sin Represas se está recién escribiendo. Como señala Patricio Segura, “hacemos camino al andar”. Esta historia podemos escribirla nosotros también. No tenemos por qué repetir Ralco, de hecho, ya no lo repetimos. Y tampoco tenemos por qué repetir los errores del río Elwha. La batalla recién comienza.

Colombina Schaeffer

Socióloga

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: