Verdeseo

Invitación a firmar la declaración de rechazo al estudio de la CORMA sobre el aporte económico y social del sector forestal


tala-de-arboles

Veoverde

 

Hacemos un llamado a todas las personas naturales y movimientos y organizaciones sociales a reaccionar frente el discurso que quiere imponer la CORMA sobre modelo forestal en Chile firmando la siguiente declaración abajo adjunta.

El día 22 de diciembre de 2014 la CORMA publica un estudio, realizado por la Universidad de Chile, que señala que la pobreza ha bajado en las comunas forestales. Sabemos que el modelo forestal en Chile es uno sumamente explotador y está dañando los territorios, tanto ambiental como socialmente. Sin embargo, a nivel gubernamental y corporativo se plantea como un modelo exitoso, el cual está siendo exportado a otros países vecinos. Es importante unir fuerzas e ir construyendo el otro discurso, el de los territorios, el de las personas que quieren y construyen un buenvivir.

La invitación es a firmar la declaración, enviando su nombre y apellidos (ocupación opcionalmente) y/o el nombre de su organización a vientosur.colectivo@gmail.com hasta el miércoles 28 de enero, la cual se difundirá por medios de comunicación masiva.

¡A sumarse y difundir!

 

Declaración pública en rechazo a reciente estudio de la CORMA sobre el aporte económico y social del sector forestal

El estudio “Actualización de evaluación del aporte económico y social del sector forestal en Chile y análisis de encadenamientos, año 2014” realizado por PROGEA[1], Universidad de Chile, para la Corporación Chilena de la Madera (CORMA) ha sido publicado recientemente en el sitio web de esta última entidad gremial. A partir de este estudio, la CORMA ha proclamado que: “la pobreza bajó en comunas forestales, reflejando el impacto que ha tenido el sector forestal en el desarrollo a nivel local”.
Declaramos que se trata de una consultoría falaz y sesgada. El documento analiza la evolución de la pobreza en un período de 40 años, concluyendo que ésta bajó en comunas forestales. Es de público conocimiento que a nivel nacional la pobreza bajó a nivel nacional de 38.6% en 1990 a 14.4% en 2011 (CASEN 1990, 2011). Siguiendo la metodología del estudio, se podría concluir, por ejemplo, que bajó la pobreza en las comunas contaminadas y en las comunas afectadas por los terremotos, reflejando el impacto de la contaminación y terremotos en el desarrollo a nivel local.

Es así, como observamos que el estudio presenta análisis tendenciosos y faltas de profesionalismo graves. Por dar algunos ejemplos: i) habla de análisis de sustentabilidad cuando no presenta ninguna metodología para ello sino solo la evolución de indicadores socioeconómicos y de pobreza; ii) usa CASEN (todos sus años) para analizar los promedios de salarios para el sector, distinguiendo por sexo y edades, cuando esta encuesta no es representativa para estos fines (en algunas categorías hay menos de 10 datos a nivel nacional); iii) incluso al comparar las comunas forestales con agrícolas y pesqueras presenta figuras (17, 18 y 20 – pág. 119 y 120) que contradicen las conclusiones sobre la mejora en bienestar en dichas comunas. Los gráficos que usan CASEN (1994 al 2011) muestran un desempleo sistemáticamente más alto en comunas forestales y una mayor pobreza en estas comunas desde el 2006. Si bien este último análisis no es concluyente de impacto negativo del modelo forestal, al comparar con escenarios alternativos posibles del mundo rural, es una mejor aproximación que el análisis de la pobreza en el tiempo. Adicionalmente, el documento desconoce completamente la literatura respecto al tema.

Consideramos inaceptable que la Universidad de Chile se preste para consultorías indignas y faltas de cualquier rigor investigativo, y nos llama particularmente la atención que el documento ni siquiera identifica a sus autores. Es decir, en nombre de una fundación de la Universidad de Chile, se está diciendo lisa y llanamente mentiras con objeto de limpiar la imagen de una industria cuestionada.

El modelo forestal chileno está en crisis múltiple –ambiental, social y económica–, así también lo ha entendido CORMA en su informe, y sin embargo el Estado chileno pretende extender por otros 20 años el DL701 que subvenciona, con dinero de todos los chilenos, al negocio forestal. Consideramos que la discusión sobre la pobreza en comunas forestales es clave. Las empresas forestales generan escaso trabajo, cosechan cada 10 o 15 años, y la sensible devastación ambiental de los territorios limita las posibilidades de otras actividades económicas. Es por esto que es crucial rechazar este estudio.

Hacemos un llamado a la sociedad civil y la comunidad académica a participar de una discusión de alto nivel, ético y científico, respecto al modelo forestal que queremos, que ponga énfasis en el bienestar de las personas por sobre el interés corporativo, y en la sustentabilidad y el equilibrio ecosistémico por sobre el crecimiento macroeconómico.
Foto: AIFBN

[1] Programa de Gestión y Economía Ambiental de UNTEC– Fundación Universidad y Tecnología para la transferencia tecnológica, creada por la Universidad de Chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: