Cleptoparásitos


squirrelLos cleptoparásitos son animales que viven robándole la comida a otros, ahorrándose así el sudor de la frente para ganarse su pan. Numerosas especies de aves y mamíferos ocupan esta estrategia de alimentación, que es reconocida por los zoólogos como una adaptación útil, en tanto en cuanto les deja a estos individuos ocupar la energía no gastada en otras cosas. Algunos lo son “obligados”, cuando su única manera de alimentarse es a través del robo; otros lo son “facultativos”, cuando ocasionalmente recurren a este método, por ejemplo, cuando en época reproductiva consumen todas sus fuerzas en cautivar al sexo opuesto y no les queda tiempo ni ganas ara salir a cazar comida propia. Se dividen también los cleptoparásitos entre los que se aprovechan de otras especies (como las ardillas que se roban la comida desde las mochilas de peatones desprevenidos), y los “intraespecíficos”, que atacan a los de su misma especie. Entre estos últimos, el más hábil de todos los ladrones se considera como el ejemplar Alfa, respetado y temido por sus pares al haber demostrado excelencia en las artes del raterismo.

Aunque la literatura científica sobre especies cleptoparásitas es extensa, llama la atención la absoluta ausencia de estudios acerca de esta estrategia de alimentación en el Homo Sapiens. Apenas se menciona, al pasar, que los seres humanos cleptoparasitamos la miel de las abejas, pero nada se dice acerca del cleptoparasitismo intraespecífico que pareciera ser uno de los rasgos que nos distingue como especie.
No hay que leer mucho sobre las estrategias de ataque y bullying a especies más chicas usadas por gaviotas y skuas para robar alimento, para comenzar a hacer analogías con lo que pasa en nuestro país hoy. Dávalos y Compagnon clasifican como cleptoparásitos facultativos en dos sentidos: hacer uso de información privilegiada y, por tanto, no disponible a todo el mundo, es un sutil tipo de robo (hay que decir que el cleptoparasitismo entre humanos es más exitoso cuanto más sutil); hacer uso de una posición de poder privilegiada para llenarse los bolsillos sin gastar mucha energía es otro sutil tipo de robo – en este caso, directamente parasitando de la carrera política de la madre-consuegra-Presidenta, Michelle Bachelet.

En cuanto al dúo Lavín-Délano, de Penta, sus intrincadas triquiñuelas en el arte del cleptoparasitismo sacan nota Alfa, embolsándose en el buche miles de millones de pesos pertenecientes al Fisco chileno. Mientras carteristas y ladrones callejeros se parecen al resto de los cleptoparásitos al actuar directamente, el tipo Penta (y súmese aquí también el tipo SQM) ejerce su robo de manera indirecta, por omisión, al dejar de entregar lo que se debe entregar. Como nota al margen, es interesante decir algo aquí sobre la psicología de las víctimas: mientras en el caso del robo ordinario los afectados, y los testigos también, suelen tomar venganza siempre que pueden (véase el noticiero de Chilevisión para un recordatorio diario de esta mentalidad Fuenteovejuna), los cleptoparásitos más sofisticados suelen librarse de esta sed de venganza, y la mente de los afectados suele olvidarse más rápido. De esta manera se explica que las vidas sociales de nuestros medios estén llenas de cleptoparásitos reconocidos brindando por el bien de la Patria.

En su libro Mirror, Mirror: The Uses and Abuses of Self-Love (Espejito, espejito: los usos y abusos del amor propio), el filósofo inglés Simon Blackburn amplía la categoría de cleptoparásitos a todos aquellos que se enriquecen especulando virtualmente con los esfuerzos reales de otros, id est, Wall Street completa y sus asociados. De nuevo, es la sutileza la que hace al maestro: cuanto menos parezca un simple acto de robo y más una sofisticada maniobra de ingeniería económica, más respetado el parásito. Que no por sofisticado, eso sí, deja de ser lo que es. Parásito al fin.

Por Alejandra Mancilla

Periodista y filósofa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: