Por qué NO a la prorroga del DL 701


El DL 701 del año 1974, que subsidia las plantaciones forestales, está en la mira de legisladores y diversos actores. El pasado 15 de julio la Comisión de Agricultura de la Cámara de diputados aprobó en general y en particular el proyecto de ley que prorroga hasta diciembre de 2018 la vigencia del DL 701 (ver noticia). Esto ha encendido las luces de una antigua discusión sobre quienes son los verdaderos beneficiados y perjudicados con este subsidio estatal, que durante los últimos 40 años asciende a US$875 millones, concentrados en un 70% en las grandes empresas forestales del país.

Diversos grupos han planteado que la eficiencia de este mecanismo que bonifica las plantaciones forestales es discutible y que los impactos sociales y ambientales serían mayores que sus beneficios. En carta pública de un grupo de profesores y académicos de diversas facultades de la Universidad Austral de Chile se plantea que numerosas investigaciones han demostrado que los impactos ambientales negativos más relevantes de las plantaciones en Chile son: 1) disminución de la provisión y calidad de agua en cuencas dominadas por plantaciones forestales, 2) aumento de ocurrencia de incendios forestales, 3) homogeneización del paisaje y pérdida de biodiversidad, 4) sustitución y fragmentación de bosques nativos de relevancia global para el sostenimiento de la biodiversidad, y 5) aumento de invasiones de especies exóticas. Mientras que los principales efectos sociales adversos en las áreas rurales serían: 1) mantención de las condiciones de pobreza, cuyos índices en las regiones y comunas donde éstas se concentran duplican el promedio nacional, 2) precariedad del empleo por subcontratación, temporalidad y bajos salarios, 3) migración de campesinos y trabajadores rurales a centros urbanos, y 4) intensificación de las condiciones de desigualdad de ingresos y oportunidades.

Los investigadores alegan que hoy existen demandas sociales insatisfechas sobre las cuencas y territorios, los que se han generado al menos en parte por la excesiva expansión de las plantaciones forestales, y que esto sumado a los negativos impactos sociales y ambientales, demuestra que la prórroga del DL 701 sería un uso ineficiente de los recursos públicos. En documento adjunto (ver aqui) los investigadores exponen en detalle sus argumentos, basados en estudios ambientales, sociales y económicos, y llaman a formular de manera alternativa un proyecto de Ley de Fomento Forestal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: